Tag Archives: Marcos 14:22-25

Esta noche una noche especial para recordar el acto de sacrificio de una persona

Debido a que estamos limitados por las medidas de la corona y no podemos unirnos por la seguridad, este año, como el año pasado, solo podremos pasar el monumento en un pequeño círculo.

La noche antes de morir, Jesús les dijo a sus discípulos que conmemoraran su muerte. Él les mandó:

“Sigan haciendo esto en memoria de mí” (Lucas 22:19).

Después de la comida, Jesús tomó pan y vino para representarlos como símbolos de su cuerpo y sangre como señal de un nuevo pacto.

12  Ahora bien, el primer día de la Fiesta de los Panes Sin Levadura,n cuando tenían la costumbre de ofrecer el sacrificio de la Pascua,o sus discípulos le preguntaron: “¿Adónde quieres que vayamos a hacer los preparativos para que comas la Pascua?”.p 13  Entonces, él envió a dos de sus discípulos con este encargo: “Vayan a la ciudad. Allí se encontrará con ustedes un hombre que lleva una vasija de barro con agua. Síganloq 14  y, donde sea que él entre, díganle al señor de la casa: ‘El Maestro dice: “¿Dónde está el cuarto de invitados, para que yo coma la Pascua con mis discípulos?”’. 15  Y él les mostrará en la parte alta una habitación grande, amueblada y lista. Hagan allí los preparativos para nosotros”. 16  Los discípulos se fueron, entraron en la ciudad y lo encontraron todo tal como él les había dicho; entonces hicieron los preparativos para la Pascua. (Marcos 14:12-16)

22  Mientras seguían comiendo, él tomó un pan, hizo una oración, lo partió, se lo dio a ellos y les dijo: “Tómenlo; esto representa mi cuerpo”.w 23  Y tomó una copa, le dio gracias a Dios y se la dio a ellos, y todos bebieron de ella.x 24  Y les dijo: “Esto representa mi sangre,y ‘la sangre del pacto’,z que va a ser derramada en beneficio de muchas personas.a 25  Les aseguro que ya no beberé más del producto de la vid hasta el día en que beba vino nuevo en el Reino de Dios”.b  (Marcos 14:22-25)

25  Después de haber cenado, también hizo lo mismo con la copaq y dijo: “Esta copa representa el nuevo pacto,r validado con mi sangre.s Sigan haciendo esto en memoria de mí cada vez que beban de ella”.t (1 Corintios 11:25)

Aunque no podamos o no podamos reunirnos con superiores ahora, eso no significa que no podamos comprometernos con este gran evento.
Esta noche conmemoramos cómo hemos sido bendecidos por el amor de Jesús y tenemos esperanza para el futuro.

Jesús murió para que los humanos recibieran el perdón de sus pecados y la vida eterna (Romanos 6:23; Efesios 1:7). Además, al morir fiel, Jesús demostró que un ser humano puede permanecer leal a Dios incluso ante las pruebas más difíciles.

 15  Porque no tenemos a un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades,s sino que tenemos a uno que ha sido probado como nosotros en todo sentido, pero sin pecado.t  (Hebreos 4:15).

Nadie tiene mayor amor que este: que alguien entregue su alma a favor de sus amigos (Juan 15:13).

“La ley del Cristo” tiene el mejor fundamento posible: el amor (Gál. 6:2). Jesús hizo todas las cosas por amor. Lo que lo motivó a enseñar a las muchedumbres, sanar a los enfermos, alimentar a los hambrientos y resucitar a los muertos fue la compasión, que es una manifestación del amor (Mat. 14:14; 15:32-38; Mar. 6:34; Luc. 7:11-15).

Con gusto puso en primer lugar las necesidades de otros. Y, por encima de todo, demostró su inmenso amor sacrificando su vida por los demás.

Podemos imitar el ejemplo de Jesús poniendo en primer lugar las necesidades de los demás. También, cultivando compasión por las personas del territorio. Cuando esa compasión nos motiva a predicar y enseñar a otros, estamos obedeciendo la ley del Cristo.

Bajo la Ley de Cristo, ahora también guardamos ese momento de recuerdo, de acuerdo con la costumbre anual, aunque ahora es esta noche en nuestro pequeño círculo limitado.

Leave a comment

Filed under Citas de la Biblia, Español, Meditación y Refleción, Religión y asuntos religiosos, Religious affairs