Tag Archives: Familia de Dios

Un Padre que nos invitó a unirnos a su familia

Este mes se celebra el Día del Padre en muchos países. La gente quiere honrar a su padre mundano, pero para nosotros también puede ser un momento para pensar especialmente en nuestro Padre celestial, Jehová.

Nosotros amamos porque él nos amó primero (1 Juan 4:19).

Jehová desea que formemos parte de su familia. Esta se compone de personas que le han dedicado su vida y que tienen fe en el sacrificio de su Hijo. Y somos una familia feliz.
Nuestra vida actual tiene sentido, y nos alegra abrigar la esperanza de disfrutar de una vida sin fin, sea en el cielo o en el Paraíso en la Tierra.

Por amor, Jehová hizo un enorme sacrificio a fin de darnos la oportunidad de pertenecer a su familia.

16 ”Porque Dios amó tanto al mundo que entregó a su Hijo unigénito*+ para que nadie que demuestre tener fe en él sea destruido, sino que tenga vida eterna.+ (Juan 3:16)

La Biblia dice que “se pagó un precio” por nosotros (1 Cor. 6:20). Gracias al rescate, Dios hizo posible que tuviéramos una relación estrecha con él. Disfrutamos del honor de llamar Padre a la persona más importante del universo. Y él es el mejor Padre que podemos tener. Tal vez nos hagamos la misma pregunta que se hizo un escritor de la Biblia cuando dijo:

“¿Cómo le pagaré a Jehová todo el bien que me ha hecho?” (Sal. 116:12).

La respuesta es que no tenemos nada con qué pagar a nuestro Padre celestial.

No obstante, su amor hace que sintamos la necesidad de amarlo.

w20.02 8 párrs. 1-3

1 Comment

Filed under Español, Meditación y Refleción, Religión y asuntos religiosos

Los Pactos de Dios

Creemos que el Cristo y su misión solo pueden comprenderse a la luz de un claro entendimiento de los pactos que vino a cumplir. Cumplió la promesa a Eva, que su simiente aplastaría la serpiente.

15 Pondré enemistad entre tú y la mujer,

y entre tu simiente y la de ella;

su simiente te aplastará la cabeza,

pero tú le morderás el talón.» (Gn. 3:15).

Cumple también el pacto de Dios con Abraham, que en su simiente serían benditas todas las naciones del mundo.

18 Puesto que me has obedecido, todas las naciones del mundo serán bendecidas por medio de tu descendencia. (Gn 22:18)

16 Ahora bien, las promesas se le hicieron a Abraham y a su descendencia. La Escritura no dice: «y a los descendientes», como refiriéndose a muchos, sino: «y a tu descendencia»,* dando a entender uno solo, que es Cristo.  (Gal. 3:16).

Y cumplirá el pacto de Dios con David, que uno de sus descendientes reinaría desde Jerusalén para siempre, y establecería una casa eterna para Dios – la familia de Dios, que es la iglesia.

Estas personas de fe siempre entendieron que el Cristo sería uno de sus descendientes. Decir que Jesús nació como más que un hombre, o que existió en el cielo antes que Eva, Abraham y David es rechazar las muy claras y comprensibles promesas de Dios a los patriarcas.

Leave a comment

Filed under Citas de la Biblia, Español, Religión y asuntos religiosos, Religious affairs