La vuelta de Ícaro

¿Cuántas veces no queremos volar lejos de esta tierra, preferiblemente hacia el cálido sol?
Pero entonces conocemos las historias del sol que es demasiado caliente y derrite nuestras alas y nos hace chocar. Sin embargo, ese sol nos atrae y pensamos que, con nuestras modernas alas y la distancia, podemos seguir volando con seguridad en su delicioso calor.

Alegory of a Wallflower

Una vez dije que volé muy cerca del sol y a causa de eso mis alas se derritieron, la caída fue escabrosa y de una altura inimaginable, el golpe llevado retumbo en todo el universo, ensordeciendo a muchos y el destello de la estrella caída cegando a muchos otros.

He sido capaz de crear otras alas, mas resistentes, con menos defectos, mas solidas, seguras y confiables, hace unos meses he comenzado mi vuelo, todavía no he caído, y estoy mucho mas cerca del sol de lo que jamás estuve, a penas me quedan unos centrimetros para tocarlo, sé que esta vez no me desplomare, la calidez es inimaginable, y la luz destellante como ninguna. Estoy a nada de tocarlo derretirme y formar parte de él, sé que esta vez no me desplomare, las bases de mis alas no tienen nada que ver, y ya no hay ninguna estrella pendiente de…

View original post 53 more words

Leave a comment

Filed under Being and Feeling, Español, Lifestyle, Re-Blogs and Great Blogs

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.