El Señor Jehová mi refugio, es quien me ayuda

 

 

Así que podemos decir con toda confianza:
«El SEÑOR es quien me ayuda, por eso no tendré miedo.
¿Qué me puede hacer un simple mortal?»*.
(Heb 13:6 NTV)

Para el director del coro: cántico de los descendientes de Coré; entónese con voces de soprano.*
Dios es nuestro refugio y nuestra fuerza,
siempre está dispuesto a ayudar en tiempos de dificultad.
(Psa 46:1 NTV)

El SEÑOR de los Ejércitos Celestiales está entre nosotros; el Dios de Israel* es nuestra fortaleza. Interludio
(Psa 46:7 NTV)

¡Mi ayuda viene del SEÑOR, quien hizo el cielo y la tierra!
(Psa 121:2 NTV)

Nuestra ayuda viene del SEÑOR, quien hizo el cielo y la tierra.
(Psa 124:8 NTV)

Pero felices son los que tienen como ayudador, al Dios de Israel* los que han puesto su esperanza en el SEÑOR su Dios. Él hizo el cielo y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos. Él cumple todas sus promesas para siempre.
(Psa 146:5-6 NTV)

Pues yo te sostengo de tu mano derecha; yo, el SEÑOR tu Dios. Y te digo: “No tengas miedo, aquí estoy para ayudarte.
(Isa 41:13 NTV)

Mi victoria y mi honor provienen solamente de Dios; él es mi refugio, una roca donde ningún enemigo puede alcanzarme.
(Psa 62:7 NTV)

Los que viven al amparo del Altísimo encontrarán descanso a la sombra del Todopoderoso. Declaro lo siguiente acerca del SEÑOR: Sólo él es mi refugio, mi lugar seguro; él es mi Dios y en él confío. Te rescatará de toda trampa y te protegerá de enfermedades mortales. Con sus plumas te cubrirá y con sus alas te dará refugio. Sus fieles promesas son tu armadura y tu protección. No tengas miedo de los terrores de la noche ni de la flecha que se lanza en el día. No temas a la enfermedad que acecha en la oscuridad, ni a la catástrofe que estalla al mediodía. Aunque caigan mil a tu lado, aunque mueran diez mil a tu alrededor, esos males no te tocarán. Simplemente abre tus ojos y mira cómo los perversos reciben su merecido. Si haces al SEÑOR tu refugio y al Altísimo tu resguardo,
(Psa 91:1-9 NTV)

Entonces oro a ti, oh SEÑOR y digo: «Tú eres mi lugar de refugio. En verdad, eres todo lo que quiero en la vida.
(Psa 142:5 NTV)

Los que temen al SEÑOR están seguros; él será un refugio para sus hijos.
(Pro 14:26 NTV)

Así que Dios ha hecho ambas cosas: la promesa y el juramento. Estas dos cosas no pueden cambiar, porque es imposible que Dios mienta. Por lo tanto, los que hemos acudido a él en busca de refugio podemos estar bien confiados aferrándonos a la esperanza que está delante de nosotros.
(Heb 6:18 NTV)

*

 

 

Leave a comment

Filed under Bienestar y asuntos sociales, Citas de la Biblia, Español, Religión y asuntos religiosos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.